La fortaleza del dólar y la sobreoferta siguen castigando al crudo

El último rally alcista del dólar, sumado a la renovada preocupación por el exceso de oferta en el mercado sigue pensando sobre la cotización del petróleo. Así, la materia prima más negociada del mundo comienza la semana con caídas superiores al 1%.
En concreto, superado el mediodía en Europa, los futuros sobre el crudo ligero estadounidense caían un 1,5%, hasta los 42,74 dólares. Por su parte, el barril Brent europeo, retrocedía más de un 1% y abortaba cualquier posibilidad de volver a conquistar los 45 dólares por barril.
En su último informe mensual, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) constataba un aumento de su producción conjunta en octubre, hasta un nuevo máximo histórico por encima de los 33,6 millones de barriles al día.
Estos datos no hacen sino elevar el escepticismo entre los inversores sobre la voluntad real de los miembros del cártel para llegar a un acuerdo que reduzca sus actuales niveles de bombeo por debajo de los 33 millones de barriles diarios.
Asimismo, los efectos colaterales de la victoria de Donald Trump en las elecciones Estados de Estados Unidos siguen dejándose notar en el mercado. Además del nuevo rally alcista que ha vivido el billete verde, con el índice dólar próximo a los 100 puntos, el triunfo del magnate neoyorquino ha supuesto un fuerte respaldo anímico para los productores de esquisto estadounidenses.
Una prueba de ello es el nuevo aumento del número de plataformas de perforación en activo en el país que, según el último recuento semanal publicado por Baker Hughes (NYSE:BHI), ascienden ya hasta las 452.