Sube el oro; la guerra comercial y la tensión saudí respaldan el refugio seguro

Los precios del oro suben este lunes pues el ataque contra las instalaciones petroleras de Arabia Saudí de la semana pasada reavivó el potencial del metal precioso como refugio seguro para el riesgo político.
Los futuros de oro del Comex del New York Mercantile Exchange para entrega en diciembre suben un 0,6% hasta 1.523,75 dólares por onza troy a las 10:10 horas (CET).
Citando a un funcionario anónimo saudí, el Wall Street Journal afirma que una recuperación completa de la producción de petróleo de Arabia Saudí llevará más tiempo de lo que el reino había prometido.
El funcionario señalaba que la situación no es "tan de color de rosa como se podría pensar".
El metal precioso cayó la semana pasada tras la decepción de los traders ante otro discreto recorte de los tipos por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos. Algunos esperaban que la Fed efectuara un recorte de medio punto.
A la Fed le quedan dos reuniones de política monetaria más antes de finales de 2019, en octubre y diciembre, pero no hay una certeza de que vaya a volver a recortar los tipos.
Mientras tanto, también se espera que el desarrollo de los acontecimientos comerciales entre China y Estados Unidos determine el rumbo de en un futuro próximo, ya que funcionarios de ambas partes se reunirán a principios de octubre.
El grupo de prensa respaldado por el Estado Yicai informó el domingo de que las conversaciones comerciales celebradas la semana pasada lograron un "buen resultado", aunque persiste la incertidumbre en torno a un acuerdo comercial pues los funcionarios chinos cancelaron inesperadamente las visitas previstas a las granjas de Montana y Nebraska.
La cancelación hizo descender las acciones estadounidenses el viernes, mientras que las acciones de China caen más de un 1% hoy.
Yicai señalaba en su artículo que la visita a las granjas no tenía nada que ver con las conversaciones comerciales, y que Estados Unidos ha dicho que enviará otra invitación en otro momento.