El oro, estable; los refugios seguros se disparan tras los ataques en Arabia Saudí

Los precios del oro se estabilizan en torno a los 1.510 dólares por onza este lunes después de que los ataques a las instalaciones petroleras de Arabia Saudí durante el fin de semana desencadenaran una huida hacia la seguridad en los mercados financieros mundiales que ha beneficiado a casi todos los activos considerados refugio seguro.
Los futuros de oro del Comex del New York Mercantile Exchange para entrega en diciembre suben un 0,8% hasta 1.509,85 dólares por onza troy a las 15:00 horas (CET), aunque registra máximos intradía en 1.519,65 dólares.
El oro al contado sube un 0,9% hasta 1.501,93 dólares por onza.
El movimiento ascendente del oro se reflejó en los bonos, pues el rendimiento descendió bruscamente en respuesta a los ataques. El rendimiento de los bonos del Tesoro a 30 años, tras la fuerte venta de la semana pasada, cayó ocho puntos básicos hasta un 2,30%. Los precios de los bonos se mueven inversamente al rendimiento.
El rendimiento de los bonos europeos también ha aumentado en general, aunque se mantiene en niveles mucho más bajos después de que el Banco Central Europeo garantizara una oferta duradera por ellos, reactivando su programa de expansión cuantitativa en la reunión de política monetaria de la semana pasada.
La atención se centrará esta semana en la Reserva Federal, pues el Comité Federal de Mercado Abierto celebrará su reunión habitual de política monetaria el martes y el miércoles. Según el Barómetro de Tipos de la Fed de Investing.com, la posibilidad de un recorte de 25 puntos básicos en el rango objetivo de los fondos de la Fed ha caído ahora al 78%, su nivel más bajo en varias semanas, después de que los datos de ventas minoristas y confianza de los consumidores, mejores de lo esperado, lastraran el viernes las expectativas de una política monetaria agresiva.
En el contexto de una política monetaria mundial más relajada, el oro sigue siendo una recomendación estratégica fundamental para muchos analistas. Los estrategas de activos cruzados de JPMorgan (NYSE:JPM) esperan un discreto retroceso hasta 1.485 dólares para finales de este mes, pero siguen creyendo que el oro subirá a más de 1.710 dólares en junio del año que viene.
Por otra parte, los futuros de la plata recuperan un 1,9% de su valor, hasta 17,89 dólares por onza, mientras que los futuros de platino descienden un 0,1% hasta 951,20 dólares.
Los metales industriales retroceden. Los futuros de cobre caen un 1,1% hasta 2,67 dólares por libra, mientras que los futuros de níquel se desploman un 3,0% hasta 17.212 dólares por tonelada.